Amanoche, un Círculo de Lectura incluyente, tolerante y democrático
Noticias del día, Nuestra Gente, Portada

Amanoche, un Círculo de Lectura incluyente, tolerante y democrático

| Israel Velázquez |

Amanoche es una palabra que no aparece en ningún diccionario, pero sí en un libro resguardado en una biblioteca del Centro Histórico de Puebla. A partir de ella, con ella, con ese tiempo breve en que cierras lo ojos y está oscuro, y cuando los abres ya es de día, Marissa Alaffita y Rubén Darío Zeleny crearon un círculo de lectura en el que lo que importa es el diálogo constante con los textos, con las personas y con nosotros mismos.

También te puede interesar: Suscribo cada línea de “Cómo Pinocho aprendió a leer”

Un tarde de este fin de año cuentan que en el círculo muchas veces lo que tocan son temas sobre el amor, pero no el amor romántico sino como una energía, como un todo en la vida, en el arte y “tratamos de que las personas se integren a esta dinámica en un conversatorio constante en el cual las personas sean un Libro de Saber.

Rubén, con más de una década organizando círculos de lectura, cuenta que en una ocasión conoció a una persona que leía a Nietzsche, era obrera de una maquiladora y tenía problemas para relacionarse; como ella, “en general la gente decía: ‘salgo de aquí y me enfrento otra vez al mundo, y otra vez me empieza a doler todo’. Ahora decidí no hacer Amanoche como los círculos de lectura tradicionales, pienso que la verdadera sustancia es el diálogo: un espacio incluyente, tolerante y democrático donde no sólo se leen textos, sino que invitamos a personas para que hablen de temas que conozcan, como feminismo, movilidad, y vamos a trabajar con la cultura indígena.”

A Marissa y Rubén se les ve felices con lo que hacen. Ella asegura que llegan a tomar aspectos de los movimientos feministas o de resistencia indígena y partiendo de eso, las personas se van interesando y comparten, “queremos un espacio en el que las personas en cualquier momento sientan la libertad de compartir”. Y da otro ejemplo: toman, por ejemplo, fragmentos del Arte de la Guerra, de Sun Tzu, y lo aterrizamos en la vida cotidiana, desde nuestro espacio, desde lo que nos construye como personas. Se trata, agrega Rubén, de romper con la falta de diálogo, de no sólo escuchar lo que el otro tiene qué decir, sino de que el otro me escuche; de ser conscientes de que “yo soy los seres que me habitan y a partir de eso es el diálogo. Lo que en Amanoche decimos varias personas da una resultante que ya no es lo que dice una sino varias personas, es la unión de nuestros saberes hacerse y decires”.

También te puede interesar: Afirman que bibliotecas reciben 2.5 millones de usuarios al año en Puebla

En el círculo itinerante manejamos, añade Marissa, una forma de convivencia, de resistencia, siempre tratando de entender que el otro, el conocimiento del otro, puede nutrirte para que cuando salgas del círculo puedas enfrentar la vida. Queremos “entender al otro sin juzgarlo, sin decir ‘tú estás mal, yo estoy bien’, yo no te voy a colonizar tratando de convencerte. Amanoche es un espacio en el que puedes hablar, ser, entender al otro y dialogar sobre problemáticas que nos son comunes. Ahí las personas comienzan a tener una conciencia crítica que trata de buscar solución desde la misma persona y con cambios pequeños comienza a generar una ola expansiva de saber que genera una respuesta pacífica”.

XXIII sesión “El ser y la montaña” aprender sobre las trampas de ego y cómo asumir nuestro ser con el todo

Posted by Circulo de lectura Amanoche on Thursday, November 28, 2019

Para asistir, aseguran, basta consultar la Fanpage de Amanoche en Facebook y tener interés de estar ahí: “llegas, te ponemos en contexto, y siempre hay un ponente que domine un tema para que dirija la conversación.”

Uno de los atractivos de Amanoche es que tiemble, truene, llueva o relampaguee, las personas saben que el círculo va a estar ahí, eso lo dejamos claro: el círculo va a suceder. Cada tres meses, cambian de café aunque siempre buscan espacios donde las personas se sientan felices y seguras, “porque al final somos una colectividad”.

Author Profile

Israel Velázquez
Periodista. Ha colaborado en los periódicos El Financiero, Milenio, Correo de Guanajuato, El Popular de Puebla y AZ de Xalapa. Es consciente de que la opinión es un punto equidistante entre certeza y duda. Fundador de Datamos.com.mx, periódico digital.
8 diciembre, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate
Anúnciate
Anúnciate
Anúnciate
Anúnciate
Anúnciate
CONTACTO

Director editorial: Israel Velázquez G.
Privada 21 A Sur 2316-7 Rivera de Santiago, CP 72410. Puebla, Pue., México
Teléfono: (222) 5827090
Correo electrónico: redaccion@datamos.com