Menos probable, más informativo (2/2)
Opinión

Menos probable, más informativo (2/2)

¿Dónde quedó la pregunta por la inversión en salud? La casi improbable pandemia arrastró también las ideas y la capacidad de las organizaciones partidarias

DECISIÓN DE GOBIERNO Y GENTE QUE ANDA POR LA CALLE

Jonathan Molinet

El alud de información fuerza una cuestión amplia y difícil. ¿Cómo enfrentará el sistema político la salida del gran confinamiento? Las decisiones relativas al diseño y la ejecución son distintas si hay razones para suponer que el status quo saldrá reforzado o si las hay para suponer que habrá cambios significativos. Por ejemplo, es muy probable que aumente el incumplimiento involuntario o mañoso de contratos.  Al mismo tiempo, los precios se han vuelto señales ruidosas de la situación prevaleciente en algunos mercados.  Así, la conexión de las decisiones económicas se torna frágil.

Hay decisores muy influyentes; la FED, por ejemplo, que actúan bajo el supuesto de que sin vacuna, tratamiento y protocolos de atención, será prácticamente imposible encontrar una salida a la recesión que sea capaz de sostenerse por sí misma. Una conjetura doble es plausible. Primera, los componentes materiales del bienestar no están asegurados, para la inmensa mayoría, en un mundo mercadolátrico. Segunda, estas cadenas de suministros tienden a estar están asociadas con sistemas políticos excluyentes.

Hay quienes, muy pocos, sobrellevarán la situación y saldrán con fuerzas suficientes para empezar de nuevo y expandirse. Hay muchos, muchos más, que ni siquiera saben si tendrán o no trabajo o si dispondrán de sustento, de casa y de vestido. De salud y medicinas, ni hablar. Ahora mismo, la implacable lógica de minimizar costos pone a los trabajadores y empleados en posición de lo tomas o lo dejas. El sistema educativo, por su parte, pondrá de manifiesto las nuevas desigualdades.

Desde el número de maestros que declaran no dominar las nuevas tecnologías hasta la gran división entre quienes disponen de equipo apropiado, conexiones eficientes y espacio apropiado, por un lado, y quienes carecen de una o varias de esas condiciones necesarias para acceder a la educación. Amén de los debates sobre la enseñanza misma que ponen en duda las condiciones suficientes. La profundización de las desigualdades y el agravamiento de la precariedad van más lejos. Para los no muchos que pueden trabajar en casa, a las carencias de equipo se sumará la disolución de derechos.

Pero la situación que atraviesa el sistema político no resulta de ningún automatismo; en eso se parece al mercado. Además, viene de lejos; resulta de la competencia y la cooperación entre la oposición y el gobierno.  Por ejemplo, no son ninguna novedad las estrategias de desplazar responsabilidad por los efectos negativos y captar reconocimiento por los efectos positivos. El chiste es qué producen cuando son adoptadas y llegan a ser exitosas.

¿En cuánto tiempo, más o menos, cubriremos los costos de haber dejado para después o para nunca la inversión en la salud de quienes andan a pie?  La avalancha de información exacerba la datolatría y su fluir imparable.  En el camino para hacer las cuentas correspondientes, ambos bandos se montan en la contingencia y en el hecho de que los seres humanos a veces empleamos pensamiento abstracto y otras veces usamos imágenes; las mentiras, las medias verdades, se extienden aquí, allá y acullá.

¿Dónde quedó la pregunta por la inversión en salud?  De la conjetura doble propuesta al corolario. La casi improbable pandemia, arrastró también las ideas y la capacidad de las organizaciones partidarias para darles vitalidad política. Si nada hay que proponer rumbo a las urnas, empujemos todo a la esfera judicial. Si el gobierno se traba a la mejor regresamos antes. Sin ideas, pero de vuelta.

Es tiempo para buscar por dónde ir contra la inercia, la costumbre, la rutina. Los signos y los objetos forman una dicotomía. Estos días que pasan requieren “Inventario inmisericorde” y mostrar “las toxinas de una historia entera”. Pero esto sólo está al alcance de la función poética del lenguaje.  Por ejemplo, Eavan Boland (24.9.1944-27.4.2020) se propone comprobar “[q]ue la ciencia de la cartografía es limitada”.  “Mira abajo, dijiste, este fue una vez un camino del hambre”. Si a la mirada aparece la hierba y los árboles, y en los mapas apreciamos direcciones y distancias, estamos expuestos a perder de vista que bien puede tratarse de caminos que fueron construidos por disposición gubernamental para paliar la hambruna y que la obra terminó con la muerte de los hambrientos.  ¿Podemos leer una aproximación en nuestra lengua, de “Cuarentena”, publicado en 2001? 

“En la peor hora de la peor estación / del peor año de todo un pueblo / un hombre salió del albergue con su esposa. / Estuvo caminando -ambos estuvieron caminando- al norte. // Ella estaba enferma de fiebre de hambre y no pudo seguir./   La levantó y la cargó en la espalda./ Caminó así al oeste y al oeste y al norte. / Llegaron hasta el anochecer bajo estrellas que congelaban. // En la mañana los dos estaban muertos. /   De frío. De hambre. De las toxinas de una historia entera. / Pero los pies de ella estaban contra su pecho. / El último calor de la carne de él fue el último regalo para ella. // Que nunca el poema de amor llegue a este umbral. /   Aquí no cabe la inexacta / Alabanza de la gracia fácil de la sensualidad del cuerpo. / Sólo hay tiempo para este inventario sin misericordia: // Murieron juntos en el invierno de 1847. /  También lo que sufrieron.  Cómo vivieron. / Y lo que hay entre hombre y mujer. / Y en qué oscuridad se puede probar mejor.”

Es una poesía que comprueba y, en esto consiste el mensaje. El mensaje hace ver el contexto. Proponer otra convergencia entre los signos y los objetos, requiere, en Eavan Boland, comprobar o poner de manifiesto. Otro ejemplo, en “Eso es el mundo de una mujer”, retengamos sólo el inicio.  “Nuestro modo de vida / difícilmente ha cambiado / desde que primero una rueda / afiló un cuchillo.” ¿La pandemia afectará decisivamente “nuestro modo de vida” desde el sistema político que hace posible la mercadolatría en curso?  ¿Las obras públicas de ahora son distintas a las de la hambruna irlandesa de 1847?  ¿La muerte de los necesitados es otra?

¿Quién dijo?

“¿El gobierno, allá en México? Mire, es como un techo de fierro que todos los días baja un poquito más. Aquí nomás aguantamos.” El hombre levanta las manos en ademán de sostener con las palmas hacia arriba. La plática sucedió hace unos cuarenta años. ¿En Quintana Roo o en Yucatán?

Author Profile

Jonathan Molinet
Fue profesor en la ENAH, la UAM, el ITAM y FLACSO. Estudió filosofía y políticas públicas.
19 mayo, 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate
Anúnciate
Instagram
  • 50 años ago by datamosmx Este jueves se llevará a cabo la 3ra. edición de  #DatosyCoronavirus  que organiza  @socialtic  y donde estaremos participando compartiendo las
  • 50 años ago by datamosmx Armamos este informativo para evitar la propagación del COVID19. ❌ . . Compartamos y difundamos . .  #covid_19   #covid   #covid19 
  • 50 años ago by datamosmx ¿Aumentan o disminuyen los delitos con el confinamiento por el Coronavirus? . . . Nos dimos a la tarea de
  • 50 años ago by datamosmx Aunque el grueso de la población tarda menos de tres meses en el desempleo, en el último año el mayor
  • 50 años ago by datamosmx Este lunes inician actividades los #. ‍♀️⁣ ⁣ En Puebla tenemos 13, pero solo 10 podrán reincorporarse. ⁣ ⁣ Chapulco
  • 50 años ago by datamosmx Es el Panorama Covid-19 de Puebla. . El punto verde es la zona metropolitana que concentra el mayor número de
  • 50 años ago by datamosmx ¿Sabías que hay 561 casos confirmados COVID-19 de poblanos en otros estados del país? . . Son poblanos que radican
  • 50 años ago by datamosmx Hoy compartimos con estudiantes del  @teccampuspue , el trabajo periodístico que realizamos en Datamos.⁣ ⁣ Hablamos sobre modelos de negocio, periodismo
  • 50 años ago by datamosmx Ya tenemos el boletín datador Así llega, se instala y se expande el Covid-19 en Puebla Dale click en nuestra
  • 50 años ago by datamosmx “ é " en la fachada de la Unidad de Congresos del Centro Médico Nacional Siglo XXI del  @imss_mx . ‍⚕️‍⚕️⁣
  • 50 años ago by datamosmx Por los mismos derechos para todxs las personas.⁣ ⁣ Igualdad, inclusión y respeto ⁣ ❤️⁣ ⁣ Visita nuestros contenidos en
  • 50 años ago by datamosmx Los amigos de  @factual_mx  nos invitan al Foro Virtual Latinoamericano de Periodismo Científico.‍ . . Comienza este miércoles 6 de
  • 50 años ago by datamosmx ⏳ Así ha sido la evolución de los casos confirmados COVID-19 por municipio en Puebla. . . Ya suman 76
  • 50 años ago by datamosmx Si vives o conoces alguien que viva en estos municipios en Puebla ⬆️⬆️ felicítalo pues no tienen ni un solo
  • 50 años ago by datamosmx Pedro, los textiles y el coronavirus, una oportunidad para reinventarse. . . . Pedro dejó los cafetales para dedicarse al
CONTACTO

Director editorial: Israel Velázquez G.
Privada 21 A Sur 2316-7 Rivera de Santiago, CP 72410. Puebla, Pue., México
Teléfono: (222) 5827090
Correo electrónico: redaccion@datamos.com